Lloviendo lágrimas

Paz SoHam Shanti ☮

En ocasiones, la vivencia de una infancia traumática provoca la construcción de un muro a tu alrededor, a modo de coraza de protección frente a las agresiones externas que pueden desestabilizar una tierna mente infantil y un corazón herido.

Con los años y las experiencias, ese muro se va volviendo más y más impenetrable hasta convertirse en “otro YO”; un YO fuerte y resoluto capaz de mantener la calma cuando todos los demás la pierden, un YO frío y poco espontáneo que calcula cada palabra y gesto, un YO que no se amilana ante ninguna circunstancia, un YO capaz de salir de cualquier situación… a veces, un YO que puede parecer altivo, prepotente o demasiado controlador.

lluvia-1

Pero ese YO, que casi siempre se confunde con la propia piel, en el fondo esconde un YO asustado y temeroso, inseguro de sí mismo y desconfiado de todo lo que le rodea, un…

Ver la entrada original 477 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s